Labores anuales:

El conocimiento del equipo de trabajo, sobre las labores a realizar en el viñedo, permite, a partir de la poda, iniciar un año de trabajos ininterrumpido hasta el momento mismo de la vendimia.

Durante la poda se comienza a definir la producción, ya que se limitará la cantidad de racimos por planta para lograr los 6.000 kg por hectárea, que se cosecharán finalmente. Este trabajo se realiza durante el invierno, caracterizado por las bajas temperaturas propias de nuestra zona. A continuación, se realiza la atada de las plantas, siendo acompañadas estas labores por tareas de riego y laboreo de suelos.Ya entrada la primavera y el verano, se realizan tareas tan intensas como determinantes del nivel cualitativo que se quiere lograr.

Estos trabajos son los que permiten lograr una correcta distribución de racimos en la planta, con la adecuada exposición a la luz solar, favorecido por una óptima ubicación del follaje haciendo de las hojas de los pámpanos un elemento productor de azúcares, color y aromas altamente eficientes.

A su vez, se aseguran las condiciones para preservar la sanidad del viñedo libre de enfermedades.

En esta etapa, el manejo del agua de riego permite lograr un crecimiento justo pero a la vez controlado de los pámpanos, para llegar al momento de maduración de las uvas. Además, entre el envero y la maduración de la uva, el control del agua hará que los racimos alcancen la máxima expresión de color, aroma y sabor de la variedad.

Finalmente la Vendimia se realiza separando cuidadosamente los racimos de la planta con tijeras especialmente diseñadas, evitando la más mínima lesión de la uva. Luego en bodega se ubican los racimos en mesas de selección de granos, los que llenarán los tanques de acero inoxidable para su maceración, adecuándose a la elaboración de cada tipo de vino

Noticia

"Excelente actuacion de vinos argentinos en el exterior"


Fuente: La Opinion de la gente

© 2010 Adagio Wines - All Rights Reserved
Válido: XHTML 1.0 Válido: CSS